traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

diumenge, de novembre 18, 2012

6091,1 km (final de la furgoneta) más 2150km de avión, de Christchurch a Sydney (again)



Christchurch, donde hemos acabado con nuestras pericias y aventuras (creemos que momentáneamente) y donde hemos dejado la segunda vivienda conjunta que hemos tenido: la furgoneta (tan destartalada ella).
Un breve repaso:

El centro de la ciudad, hace poco más de un año, fue arrasado por un terremoto que literalmente no dejó edificio en pie... ¡ni la catedral! (de hecho, el Cristo sigue cogido a lo Stallone en ", " y dice que él no baja, que aún no se fía, que si por no pagar una cena lo que pasó, por destrozar la iglesia...)

La ciudad hace verdaderos esfuerzos y busca inciativas para salir adelante. Una muy curiosa es Re-START, reconstruir la zona comercial del centro usando contenedores.
Cosas que hicimos:

- nos fuimos al ballet con la furgoneta (aparcada entre Audis y otros coches de lujo) y vestidos con las mejores galas que teníamos a mano: la ropa técnica para ir a hacer el cabra por la montaña. Al menos, esta vez estaba más o menos limpia. Como no, nos ofrecieron asientos más o menos alejados de la gente "mudada"... snobs...
- "Giselle", que así se llama la obra, es una especie de Cazafantasmas con mallas, sin subtítulos y con una preocupante escena larga de un tío en calzoncillos largos bailando y saltando en un cementerio durante la larga noche (y aún me miran raro a mi por ir vestido de Montaraz).

- nos fuimos a la versión NeoZelandesa de la Fira de Sant Miquel (por matar un poco el tiempo que teníamos antes de devolver la furgoneta), donde casi casi coincidimos con el eterno príncipe de Inglaterra (que los topes de la corona no le paran de crecer). Creíamos que, como están a punto de estrenar El Hobbit, se traía a su mujer disfrazada... se ve que no.

- paseamos por la ciudad. La mitad del centro está cerrado al público, y se verán los estragos del terremoto durante tiempo. En uno de los campings donde estuvimos, vimos una foto del momento... tan impresionante como las imágenes del 11S en NY.
Y nos volvimos a Sydney.

En Sydney, nos hemos alojado usando Airbnb en casa de un chico (asiático... de procedencia desconocida) que por un módico (y decir módico en esta ciudad es verdad) nos ha cedido una habitación. Eso sí, somos teóricamente 6 en un piso de 50 metros cuadrados... pero para el rato que estamos, tampoco nos estorbamos.

En Sydney hemos hecho la otra parte de la ciudad... ¡con fuegos artificales incluidos! Pero que no se podrán ver porque la batería del teléfono murió, y están en la targeta de la cámara.

Hoy hemos dedicado el día a The Rocks, que aunque ya estuvimos en la zona (aún tienen nuestra foto en la oficina de información), esta vez incluso lo visitamos usando una guía (Free Tours, of course) donde una chica muy maja nos ha explicado la historia de esta parte de la ciudad, un poco de esa manera que no sale en los libros de historia.

De allí, hemos regresado a "casa" un poco corriendo porque el tiempo ha decidido cambiar así, sin avisar demasiado, y en nada hemos pasado de una noche clara y con estrellas a una lluvia interesante con un montón de aparato eléctrico incluido.

Así que, refugiados en "casa", ponemos un poco al día el blog, algo de Skype y mail.

Mañana... ya se verá :)

-- Desde Mi iPad ... Somewhere in the infinity of the void!

Ubicación:Wattle St,Ultimo,Australia

2 comentaris:

Gonzalo ha dit...

Me parece a mi o a este post le ha faltado "tu chispa"?
O la ciudad no tiene mucho que contarnos o hay quien está ligeramente cansado?

Saludos y animo que se os acaba el chollo!

[Cat] Marco ha dit...

Hay que reconocer cierto cansancio ....

Y demasiadas cosas a contar ( y emper el post muy tarde no ayuda a la creatividad) .... Pero tenemos 20.000 fotos ( y algunos vídeos públicos) con TU nombre ( también unas cervezas)

Nos vemos pronto ;)