traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

dijous, d’octubre 31, 2013

T-31D desaparecidos en combate (parte 1)




Después de abandonar San Pedro de Atacama, regresamos a la civilización (momentáneamente), donde después de un alud de correos, SMS y llamadas telefónicas cruzadas (a parte de un millón de cambios de rutas y posibilidades) por fin nos pusimos de acuerdo con nuestro guía personal.

El guía es un hombre muy simpático y risueño, lleva la montaña en la sangre y tiene muchas ganas de hacer cosas llamado Daniel Alfaro.

Daniel nos preguntó en la última llamada si nos importaría incluir otra persona al grupo para abaratar los costes del proyecto... somos catalanes... barato... no hace falta hablar nada más :)

Así que, mientras él se encargaba de ir a buscar material y preparar las cosas, nos dejó en su edificio, donde dimos buen uso de los enchufes ante la preocupada mirada del guardián del edificio.

Al rato, llegó una chica con mochilas llamada Kate, holandesa de nacionalidad, que resultó ser nuestro descuento :). La chica no discrepa mucho del estilo de viaje que llevamos, y tampoco se asustó de nuestra pinta después de otra noche en el autobús.

Con el todoterreno pick-up cargado (después de varios viajes de última hora para cargar cosas en sitios diferentes... es domingo), salimos hacia la carretera (camino de tierra semi asfaltado semi plano).

Como los días han dado para mucho, dejaremos que las fotos hablen por nosotros sobre los paisajes y las zonas.

Día 1




Carretera de las antiguas minas y paso de carros en dirección hacia las tierras altas (Argentina), ruinas de Puquios (pueblo minero abandonado en mitad de la nada), verdaderos museos al aire libre de fósiles y edades geológicas en la formación Lautaro, oasis en los fondos de los valles (Oasis La Puerta), visitas a indígenas coya... hasta entrar en el Valle Chico.

Para acabar la noche, cenamos en una antigua (todavía en uso por los indígenas de la zona) casa de pastores (con un toque a lo Pica Piedra), a unos 2300 m en Vera de la Junta o Vallecito.

Rodeados de colas de zorro, una familia de burros (con un cierto aire a los niños del maíz) y un cielo estrellado sin contaminación lumínica, hicimos lo que mejor se podía hacer, cenar, y en la sobremesa, acompañados de la famélica luz de una linterna y algún acompañamiento para hidratar y calmar la sed, nos dedicamos a contar historias de miedo (VO sin subtítulos...).

Después de acabar con la luz y alguna cosa más, un par de sustos, y a la tienda ¡a dormir!... los que no oigan cosas raras...

Día 2:




Después de algún susto nocturno (historias de miedo + algo de alcohol (pisco) + animales nocturnos paseando) que hicieron que alguien de otra tienda gritara, nos levantamos a la fresca.

Desayuno y volvemos a la transhumancia, hasta llegar al refugio de la laguna Santa Rosa. Allí descargamos el material, y mientras Daniel regresaba a la civilización a por un extra de gasolina y otros elementos, nos dedicamos a visitar la zona.

Y como no, a quemar baterías y tarjetas de memoria.

Al poco de llegar, el viento decidió soplar, y durante el resto de la jornada decidió ir subiendo de intensidad, motivo por el que decidimos habilitar una habitación para pasar la noche entre 4 paredes (alguna con cierta permeabilidad).

Daniel llegó al poco, y con él la cena y leña para el fuego exterior que habilitamos.

Tras la cena y la sesión de fotografía nocturna (la visión del cielo era increíblemente superior) nos fuimos a resguardar del viento y el frío, que a 3400 metros es lo normal.

Día 3:




La idea de adecuar una habitación fue una gran solución hasta que el frío ganó la batalla (aún así, los sacos de frío extremo han superado la prueba). Así que, bajo la promesa de un café caliente y un desayuno igual que Daniel nos anunció desde fuera de la nevera (o habitación), salimos al exterior.

El desayuno fue amenizado por un zorro que, sin mediar palabra, lo primero que hizo con toda la naturalidad del mundo fue servirse del fuego un bocadillo, y luego las siguientes intentonas de comer por la patilla.

De allí, a atravesar los altiplanos a lo rally París Dakar por carreteras semi abandonadas, el Valle de La Muerte, los Humedales del Pantanillo, hasta llegar al refugio del Lago Negro Francisco, donde mientras Daniel preparaba el almuerzo, nosotros salimos a buscar los Humedales del Río Gallina.

De allí regresamos a refugio, donde teníamos los platos en la mesa, y tras encontrarle muchas similitudes al resplandor (y casi hacer la escena al contrario del wc por un problema logístico...) regresamos al rally para llegar hasta... Termas del Juncal, unas termas naturales brutales en el Río Negro, sin nadie a quilómetros (como desde que salimos de Copiapó).

Tras una prueba de estrés de la cámara (en 1080HD) llegamos (yo, al operar la cámara, ya venía medio duchado) a las termas, donde a pesar del frío viento que soplaba estuvimos calentitos dentro de la poza hasta que la piel había envejecido un par de milenios y el hambre superaba al sueño.




Ya "limpios", montamos la habitación en una casita de piedra tipo campamento mongol (la etnia, no el cromosoma extra), y tras librar una batalla por el control del humo contra el viento, cenamos.

Tras una no demasiado larga vigía de ovnis, nos fuimos a descansar, que tantas horas en una terma natural cansa :) y los 4010 metros también ayudan.

Día 4:




Durante el desayuno, Daniel nos hizo una propuesta nueva (originalmente, íbamos a formar parte de una expedición para ascender el volcán Lagunas Bravas, a unos 5500m, pero la gente no se había organizado todavía) y nos planteó una ruta hacia el oeste de la región de Atacama, uno de nuestros destinos que teníamos previsto visitar.

Mientras hacíamos números (más de días que de dinero, Daniel se ajusta mucho) salimos a visitar un par de sitios más, entre ellos la Laguna Verde, con su antigua caserna "pirata" de carabineros (actualmente funciona como refugio) que a parte de una visión espectacular también tenía su propio baño termal (natural) en una de las habitaciones.

Allí aprovechamos para comer y planificar el resto del viaje.

Nos dirigimos hacia Copiapó para cargar material, darnos una ducha (fría en la estación de autobuses) y un poco de conexión para poder publicar. Así que, si no encontramos wifi... este será el post :) y otro día la versión gráfica del mismo :)

Anexo:

Después de una ducha fría ("se agotó el agua caliente, lisensiado..." dixit), cargar el coche y liquidar cuentas... ahora no hay cobertura... o sea... ya se verá qué día podemos colocar esto :)


Día 4:




Después de conducir en el desierto atacameño a ciegas por mitad de la nada, y bajo la promesa de una duna, anoche montamos las tiendas y nos fuimos a dormir (en mitad de la nada, pero con un cielo brutal).

0600Z hora de levantarse...

Mientras hacemos un café de urgencia, estamos rodeados por la niebla (nada comparable con Lleida), apunamos norte y iniciamos la subida a la Duna del Medanoso, una de las dunas más altas del mundo (800 metros de arena con un desnivel muy interesante en varios tramos), 2:30 aproximadamente de subida a ciegas rodeados de niebla a todos lados menos la zona de arena :)

Aquí se ha agradecido mucho las horas de gimnasio y entreno, eso sí... ¡ha merecido la pena! Al final casi hemos estado arriba lo mismo que para subir (fotos, vídeos... lo tenemos todo).

... pero ...dos horas y pico de ascensión bien merecen una prueba de estrés de la cámara ¿¿¿no??? Se ha subido por algo, ¿no? Bajar poco a poco es un poco... así... como triste... Así que, con Biru (la cámara) amarrada de manera artesanal al pecho, desconectando el sistema de peligro instintivo... 18' de bajada aprox, unos cuantos quilos de arena en todas partes y con el angel de la guardia pidiendo otro trabajo, llegamos de nuevo al campamento.




Pena de sacos para bajar, pero aún tenemos viaje por delante para perder dientes o rompernos algún hueso.

Una vez reunidos todos en el campamento, una barbacoa improvisada en un hoyo, levantar el campamento y salir de nuevo hacia La Quebrada de Las Pinturas, una colección de pinturas de la cultura Anima, de hace 2000 años.

Las pinturas son dibujos, algunos dignos de programas paranormales de Discovery Channel, entre ellos un alien, un par de seres con 3 dedos y otros seres no demasiado claros... es lo que tiene el abuso de algunas drogas duras, pero son dignos del niño seta. Eso sí, algunos escondidos en la roca y de difícil acceso... difícil acceso es sólo otro aspecto que le da valor extra :)

Las fotos de los dibujos, en breve (el teléfono estaba muerto).
De allí regresamos un segundo a Copiapó para recoger algo de material extra y hacia Caldera.


^^c(_) -- Desde Mi iPhone , Somewhere in the galaxy

Ubicación:Avenida Copayapu,Copiapó,Chile

diumenge, d’octubre 27, 2013

Aviso a navegantes !!!




Srs navegantes, tenemos el 4x4, ahora a por comida, guía y una holandesa extra.

Así que no habrá noticias entre 3 a 6 días... Y si las hay... ¡mierda !

Por sí acaso estaremos en la región virgen de Atacama ... For if the flyes (and the News)

Recordad la máxima: NO NEWS GOOD NEWS!!!









^^c(_) -- Desde Mi iPhone , Somewhere in the galaxy

Ubicación:Los Carrera,Copiapó,Chile

-(35,34) días ... Breve resumen ... O no :)




35 días...

400Z (¿donde está el concepto de abandonar los madrugones... donde?) lo bueno de esta hora sombría es que reina la calma y la tranquilidad... (oficialmente hasta las 3:59:59) luego llegamos nosotros.

Tras despertar a los gallos (clásico ataque por venganza) y de paso al enano que saca las calles (es otro ritmo de vida) esperamos que llegara el autobús que nos lleva a visitar los géiseres del Tatio. Con un autobús lleno de gente con pijama y una guía con el ralentí puesto inciamos el ascenso hacia los 4310 metros.

Advertidos de un frío extremo y de unas vistas espectaculares (algo así como un piromusical pero con humo y agua) salimos hacia los páramos.

Frío poco (-0,5C), y el espectáculo... descafeinado. La espectacularidad se debe al cambio de temperatura entre el interior y el exterior (pero eso, para un blog de ciencia... aquí hemos venido a hablar de nuestras paranoias).

Aunque el espectáculo haya sido descafeinado, el sitio es un MUST HAVE en la lista de cosas a hacer, y para acabar, un baño en termas naturales. Un baño a unos 36-45ºC tiene una sensación muy agradable cuando estás dentro del agua, pero al salir tiene un efecto sorprendente (con el contraste térmico, la piel tiende a cerrar los poros, en algunos casos con la pérdida total de pelo).

Tras unos ejercicios del gran engañado de El Último Superviviente para entrar en calor (y sin tener que beber orina o comer gusanos de algún tipo) regresamos al autobús para visitar el pueblo de Machuca (como no, con su iglesia).

En el pueblo, donde la cantidad de gente aumenta entre un 1000% y un 2000% según el día (viven unas 5 personas), pudimos degustar, según un 20% de la población local, un pincho de llama y una empanada de queso de cabra.

Un par de fotos y regreso a San Pedro de Atacama.

En el pueblo, aprovechamos para preparar el siguiente movimiento: comprar comida, ir a la agencia a verificar el viaje de la tarde y el de mañana, un skype en el hostal y a esperar al bus.

15:50 preparados en el hostal (con las cámaras cargadas)
16:00 esperamos el bus
16:05
16:10
16:15
.....
16:45... Aquí pasa algo
16:46 running hasta la agencia a ver qué pasa...

Karma(gedeon) activado: el tío de la agencia, el mismo que hace unas horas nos ha verificado que a las 16 en el hotel, me dice (y no de muy buenas maneras) que por culpa nuestra la excursión ha salido tarde (¿cómo?) que nos han esperado en la agencia 20 minutos y que han tenido que pedir explicaciones (¿y no llamas al hostal?) que hemos perdido la excursión y el dinero (.....) ¡Ah! Y que de la excursión de mañana que nos olvidemos (te he comprado 3 excursiones y una 4 posiblemente, y no barata, y encima chulito... poco apego a tu vida tienes).

Tras enviarlo a la mierda (educadamente), recordando la guía ¡DON'T PANIC! regreso al hotel a dar la "noticia" a Ester...

(Aquí unos minutos musicales para evitar daños psicológicos a menores sobre la conversación, el regreso a la agencia y la revisión de los libros de leyes estatales sobre el homicidio, descuartización y alimentación de animales con carne no apta... Digamos que los rituales aztecas y mayas están derogados.)

Tras la tormenta, ¡¡hay que remar!! Así que a buscar una solución a todo.


En el hostal, Javiera, la chica de recepción, empezó a hacer llamadas mientras nosotros fuimos a la oficina de información a buscar algún medio de transporte para llegar al Valle de la Luna.

Las posibilidades ofrecidas son pocas: un poco de jogging o la modalidad paseo en bicicleta (en mi caso, paseo con bicicleta)... Peeeeeeeerooo... saliendo de la oficina de información y justo antes de empezar a caminar, entró en la oficina una pareja de ¿alemanes? preguntando por una gasolinera. Usando todo lo aprendido gracias a Sherlock (y su Hobbit Watson), y en una conjunción astronómica de partículas de ideas con una sinopsis en proceso... una idea absurda aparece...

Tras el susto inicial (un tío con mi cara, así, sin avisar) y hablando con ellos, accedieron a que los acompañáramos la Valle de La Luna con una advertencia: ellos tenían idea de cerrar el parque para hacer fotografías... ilusos... fotografías ¡¡¡a nosotros!!!

Ya en el parque, y mientras se celebraba el primer certamen de fotografía creativa Múnich Vs Igualada, Javiera envío un mensaje (recibido y contestado en una pose digna de un remake de los inmortales) comunicando que... ¡habemus Tour!

Tras varias baterías, un proyecto de time lapse de 600 imágenes, numerosas advertencias de las vigilantes del parque (el antónimo de las de la playa) y escoltados "amablemente" hasta la puerta del parque, regresamos a San Pedro de Atacama.

Ya en el pueblo, después de pagar (y verificar el tour), "aconsejar" nuestro tour a una pareja de italianos que ya habíamos encontrado en los otros tours (y que también se habían quedado colgados para mañana), salimos a cenar y compartir una cerveza con la pareja alemana.

Entre fotografías, risas & cerveza así acabo este día tan "curioso".

34 días...

0715Z, una hora más normal para levantarse, aunque nuestra compañera de habitación no opiné lo mismo (sólo sabemos que es de Canadá y que duerme). Aprovechamos el rato que tenemos hasta que llegue el autobús a buscarnos para preparar las mochilas.

08:10 ya han llegado a buscarnos en un microbús moderno, con su aire acondicionado y un guía, Alan, que parece un geólogo-topógrafo a parte de guía. Durante el trayecto, nos ha dado una clase de repaso sobre teoría de placas, formación de sistemas hidrológicos y la toponimia de la zona.

Por ahora, y siendo todo lo neutros que se puede en este caso, esta compañía ¡tiene mejor pinta!

Dejaremos a las imágenes hablar por ellas mismas. Realmente, el tour merece la pena.

Anécdotas pocas... un intento de hacer una foto espectacular con salto doble tirabuzón y mortal digno de las olimpiadas que quedó en una miserable y patética bomba... las piernas entraron en modalidad "peso 500kg", pero esta foto no saldrá hahahah.

Altura máxima del día: 4820m

Después de comer y quemar tarjeta (las fotos se lo merecen) regresamos a San Pedro de Atacama, a buscar las mochilas y coger de nuevo un bus :) 12 horas más y un nuevo destino nos aguardan.

Este post tendrá un macro post personal de fotos :)



^^c(_) -- Desde Mi iPhone , Somewhere in the galaxy

Ubicación:Calle Licancabur,San Pedro de Atacama,Chile